¿Cómo definir los objetivos y estrategias de una campaña en Redes Sociales?

¿Cuales son los objetivos y estrategias de una campaña en Redes Sociales? ¿De que forma debes adaptarlos de acuerdo al ciclo de vida de tú empresa?

Scup Estrategias y objetivos Social Media

Para promover una campaña de marketing, en Redes Sociales u otros medios, es fundamental establecer objetivos y estrategias. Una de las formas de hacer esto es situar a la marca o producto dentro del concepto de ciclo de vida, que establecido por varios autores en Marketing.

Pero, ¿Cuales son los objetivos y de que forma debes adaptarlos de acuerdo al ciclo de vida en el que se encuentra tú empresa?

Vamos a empezar con la definición de objetivo y estrategia.

Objetivo es lo que queremos conseguir de forma general para la marca o algún producto. Sugerimos hacer el siguiente ejercicio:

Un objetivo debe estar compuesto de tres elementos: 1.Acción (lo que quiero hacer); 2. Complemento (foco de la acción); 3.Elegir el foco de la acción (si te enfrentas a una marca o un producto específico).

Los objetivos del marketing deben estar integrados con los objetivos generales del negocio, es decir, deben contribuir al plan de empresa. De la misma manera, los objetivos de Social Media deben estar contenidos en el Plan de Marketing Integrado, que considere todos los canales en los que actúa la marca. Este punto es importante porque el ruido de la marca en redes sociales refleja no solo las acciones realizadas en estas redes sino también las realizadas en televisión, participación y promoción de eventos, acciones en puntos de venta, medios impresos, campañas de display, y todas las que compongan el plan de marketing. Además
de esto, cuando los objetivos del SM forman parte de un plan mayor,
los resultados obtenidos pueden y deben ser sumados a los resultados generales de marketing, ayudando a formar el ROI de la comunicación.

Estrategia es lo que vamos a hacer para conseguir los objetivos propuestos. La estrategia es más práctica: incluye metas, plazos, plan de acción y es diferente dependiendo de la posición en la que la marca y
el producto se encuentran en el mercado, además de la relación con la competencia.

Siguiendo el camino del ciclo de vida, vamos a hablar de estrategias para cada etapa:

Estado de Introducción/Lanzamiento: Producto nuevo en el mercado o producto lanzado para competir con otro ya existente.

Objetivo 1: generar alcance (awareness) para el producto. Estrategia: construir una base de fans con un perfil correspondiente al del público objetivo trazado.

Objetivo 2: generar interés y estimular la prueba del producto. Estrategia: crear estímulos en los canales sociales para despertar la curiosidad.

Estado de Crecimiento: a partir de la aceptación del producto en el mercado, la empresa experimentará un crecimiento de las ventas. Al mismo tiempo, la competencia es complicada, ya sea porque otras empresas han lanzado productos similares, o porque los líderes y precursores están lanzando estrategias para no perder mercado.

Objetivo 1: aumentar las ventas y la intención de compra de mi producto.
Estrategia: estimulando mensajes de recomendación del producto, a través de las interacciones en canales o medios sociales.

Objetivo 2: diferenciar mi producto de la competencia.
 Estrategia: trazar una comunicación que resalte las diferencias o puntos fuertes de la marca.

Estado de madurez: es la etapa en la que la mayoría de los productos se encuentran, en la que el ritmo de crecimiento de ventas es menor y tiende a estabilizarse. El desafío es conquistar nuevos clientes y mantener el ritmo de ventas, ya que los clientes están siendo asediados por otros lanzamientos.

Proponemos varias estrategias para alcanzar un mismo objetivo: mantener el volumen de ventas actual.

Estrategia 1: utilizar los canales de la marca para anunciar promociones para nuevos clientes y ofrecer ventajas para los clientes actuales con
el fin de fidelizarlos. El impacto de estas acciones en las redes sociales
se puede potenciar incentivando a los clientes a compartir estas promociones con sus amigos.

Estrategia 1: generar contenido relevante en los canales sociales de
la marca con el fin de informar a los clientes sobre las posibilidades del producto e incentivar el mayor conocimiento y experiencia de uso de los mismos.

Estrategia 3: orientar el producto a públicos poco explorados, utilizando un lenguaje y un contenido que genere identificación de este público con la marca/producto/servicio.

Estado de Declive: se trata de un momento en el que el volumen de ventas empieza a caer, así como las ganancias. Muchas empresas retiran los productos del mercado, otras los reponen, a fin de conseguir otros públicos. La mayoría de las empresas no tienen una estrategia clara para la retirada de productos del mercado. Sin embargo, las redes sociales han dado varios casos de marcas y productos que fueron retirados y clientes y fans se unieron para pedir la vuelta del producto.

En muchos casos, se muestra que la relación sentimental que los clientes tienen con un producto se transfiere a la marca. Así, la permanencia del producto se convierte en un activo intangible para la misma.

Es importante destacar que, independientemente de los objetivos y de la estrategia adoptada, todas las acciones realizadas en redes sociales van a contribuir a reforzar la marca. En mayor o menor medida, estás trabajando el branding a través del lenguaje, la identidad visual y el posicionamiento de marca.

 

FUENTE: Texto extraído del ebook “Como hacer que tú empresa sea amada en Redes Sociales”. Escrito por Anna Andrade, Gabriel Ishida y Victor Franchito, y editado por Scup Ideas. Descárgatelo aquí