Cómo funciona la monitorización de retweets

Diariamente, Scup captura millones de ítems para miles de búsquedas registradas. Todo eso ocurre a través de la API de Twitter, que es una interfaz creada para facilitar acceso a los mensajes que circular en esta red.

Como ya sabes, los mensajes compartidos en Twitter están divididos en tweets, cuando un usuario crea un mensaje y lo comparte con sus seguidores, o retweets, cuando se comparte el mensaje que ha creado otro usuario [actualizado el 15/07/2011] Ahora Scup hace el agrupamiento de retweets. Infórmate en ese post.

RT vs Retweet

Para crear un retweet, de la manera tradicional, basta copiar el contenido del mensaje y escribir “RT” en el comienzo de él. De esa manera es posible añadir información y editar al mensaje original. Pero lo más importante en términos de monitorización es que ese retweet se registrará como si fuera un mensaje nuevo. Para hacer un seguimiento de este RT, todo el contenido del mensaje es rastreado por la búsqueda de Twitter y, consecuentemente, enviado a Scup por la API.

En 2009 Twitter implementó una manera más simple de generar Retweets. Desde entonces, basta con pasar el ratón sobre tu timeline y hacer click en “Retweet”. De esta manera es mucho más sencillo compartir los contenidos ya que elimina la necesidad de “copiar y pegar”. Además, de este modo no es posible editar ese retweet y otros usuarios pueden bloquear la visualización de ese tipo de mensaje en sus timelines. La API de Twitter sólo devuelve información a las herramientas de monitorización de los mensaje a partir del RT @nombre_del_usuario.

Aquí te mostramos la diferencia entre los dos tipos de retweets para las herramientas de monitorización.

O sea, si estás monitorizando retweets de un usuario especifico, puede que no estés capturando todos los retweets de este usuario, ya que siempre que utilice el formato actual de retweets, sólo estará disponible para la búsqueda el contenido del mensaje, y no el @nombre_de_usuario